Hoy, a 18 años de trabajo ininterrumpido,somos testigos del impacto social que es generado por más de mil jóvenes talentosos que son y han sido parte del Programa de Formación Integral.Es por ello que tenemos la necesidad de tomarnos el tiempo preciso para realizar un balance de los frutos que se han cosechado y de las semillas que se siguen sembrando a través de cada joven becario de Impulso Universitario.